lunes, 29 de julio de 2013

Historia del Himno Nacional de Guatemala Parte 3

General José María Reyna Barrios

Historia del Himno Nacional de Guatemala Parte 3

El autor de la letra seleccionada no se presentó. Se suponía que la hubiera escrito alguno de tantos connotados literatos como don Manuel Valle, don francisco Lainfiesta, don Manuel Paz y el propio Ministro de Instrucción Pública don Manuel Cabral y, además, se suponía la posibilidad de que hubiera sido escrita la letra por un poeta extranjero, el cual no quería darse a conocer por la circunstancia de que en las bases del concurso se prescribía el derecho de participación únicamente a poetas guatemaltecos.

Como quedó apuntado arriba, por acuerdo gubernativo de 24 de julio de 1896, quedo abierto el concurso para la música del Himno, el cual se cerraría el 1o. de febrero de 1897.

El jurado encargado de seleccionar la música realizó su cometido y redactó el acta que dice:

" Acta del jurado calificador de las composiciones musicales para el Himno Nacional. El infrascrito certifica: que el libro respectivo se encuentra el acta que literalmente dice: En Guatemala, a trece de febrero de mil ochocientos noventisiete, constituidos en uno de los salones del Instituto Nacional, los señores Disconzi, Arias y Soriano Sanchís, por comisión especial del señor Ministro de Instrucción Pública, con el fin de integrar el jurado calificador de las composiciones musicales presentadas para el Himno Nacional, últimamente premiado por el Gobierno: y siendo las tres de la tarde, se dio principio al acto de la manera siguiente: 1o. Se tuvieron a la vista doce composiciones que fueron estudiadas detenidamente, sin olvidar que la más adaptable será la que reúna las condiciones que requiere esta clase de composiciones y que corresponda a la versificación del mencionado himno, cuya letra también se tuvo presente: considerando que la presentada por el profesor guatemalteco   don Rafael  Alvarez,  es  sin  duda la  más ameritada porque reúne las condiciones especiales requeridas, unánimemente, se declaró como la más apropiada para el caso y que su adopción es la que conviene por encontrarse a la altura que reclaman los trabajos de esta índole; 2o. Que las otras composiciones merecen mención la que tiene por contraseña El Autor, sin embargo de ser inferior a la del señor Alvarez, y que para ser aceptada tendría que sufrir dos importantes modificaciones; 3o. Que de la presente acta se saque copia certificada por quien corresponda, para elevarla al señor Ministro del ramo , dándose así por terminado el acto. M. Angelo Disconzi. Manuel Soriano. Luis F. Arias. 
Rafael Alvarez Ovalle
Y cumpliendo con lo mandado, para remitirla al señor Ministro de Instrucción Pública, extiendo la presente, en Guatemala, a catorce de febrero de mil ochocientos noventisiete. Luis F. Arias".

Como consecuencia de haberse recibido en el Ministerio de Instrucción Pública la certificación del acta levantada por el jurado calificador de los trabajos musicales,  en la que se adjudicó el primer lugar a la composición de don Rafael Alvarez, el Ejecutivo emitió el siguiente acuerdo:

"Palacio del Poder Ejecutivo: Guatemala,19 de febrero de 1897.

Teniendo presente que por acuerdo de 24 de julio del año próximo anterior, fue convocado un concurso para premiar en público certamen el mejor Himno Nacional que se escribiera y la mejor música que a él se adaptara, fijándose para cerrar, el que a las composiciones literarias se refiere, la fecha 15 de octubre del mismo año, y señalando como término para la presentación de composiciones musicales el 1o. de febrero del año en curso.
Habiéndose adoptado como letra del Himno la que fija el acuerdo de 28 de octubre de 1896, que se hizo circular profusamente, y presentándose con posterioridad varias composiciones musicales. las que fueron sometidas al examen de un jurado competente para su calificación; con vista del dictamen emitido por dicho jurado:

El Presidente de la República:

ACUERDA:

1o. Que sea tenida como Música del Himno Nacional la composición presentada por el prefesor guatemalteco don Rafael Alvarez, que mereció la calificación preferente; y 2o. Que por la respectiva Secretaría se tomen las disposiciones necesarias y relativas a la adjudicación del premio que corresponde al autor de la Música, porque el autor de la letra manifestó renunciar a él deseando permanecer anónimo. Comuníquese. Reyna Barrios. El Secretario de Estado en el Despacho de Instrucción Pública. P. Morales".

La incógnita en cuanto al autor de la letra del Himno se mantuvo constante a lo largo de catorce años, hasta que el mismo poeta autor llegó a la determinación de descubrir la verdad y darse a conocer como tal creador.
José Juaquín Palma

Al tenerse conocimiento, por parte del Gobierno, de la persona creadora del hermoso poema de nuestra Canción Patriótica, emitió el acuerdo que a continuación se lee y que lleva fecha 15 de septiembre de 1910.

"Que en las minervalias del corriente año se otorgue una medalla de oro, que llevará en el anverso el escudo de la República y, en el reverso, la leyenda siguiente: El Gobierno de Guatemala, al inspirado poeta José Juaquín Palma, autor de la letra del Himno Nacional. Estrada Cabrera, Joaquín Mendez".

El acto de exaltación y condecoración tuvo lugar el 31 de octubre de 1910 en el Salón  de Actos  de la Facultad de Medicina, con ocasión de la clausura de labores de dicha Facultad.

El Ministro de Instrucción Pública, licenciado Manuel Cabral leyó el acuerdo en referencia y el propio presidente de la República, hizo el elogio del bardo cubano, quien estuvo ausente en este acontecimiento por enfermedad. Para condecorar al poeta fueron comisionadas las siguientes personas: doctores Julián Rosales y José Azurdia y licenciados Manuel Cabral, y Juan Melgar, para presentarse en la casa del enfermo y en el lecho se procedió a colocarle una medalla y entregarle la copia del acuerdo en que se disponía tal manifestación de profundo agradecimiento.

Posteriormente, en el año 1934, durante el gobierno del general Jorge Ubico, el gramático José María Bonilla Ruano propuso algunas enmiendas a la letra del Himno para ajustarlo más a la realidad histórica, por una parte, y por otra para expresar el fervor patriótico sin la mención constante del rojo caliente de la sangre. Estas enmiendas fueron aceptadas por el gobierno mediante el siguiente acuerdo:

Gramático José María Bonilla Ruano

"Casa del Gobierno: Guatemala, 26 de julio de 1934.

A fin que la letra del Himno Nacional llene mejor su cometido, exponiendo con más lógica y veracidad los sentimientos que deben animar a todo buen patriota,

El Presidente de la República

ACUERDA:

Modificar el Acuerdo Gubernativo de fecha 28 de octubre de 1896, por el que se aprueba el Himno Nacional de Guatemala, en el sentimiento de que dicha pieza literaria quedará en la forma siguiente:




¡Guatemala feliz...! que tus aras
no profane jamás el verdugo;
ni haya esclavos que laman el yugo
ni tiranos que escupan tu faz.

Si mañana tu suelo sagrado 
lo amenaza invasión extranjera,
libre al viento tu hermosa bandera
a vencer o a morir llamará

CORO

Libre al viento tu hermosa bandera
a vencer o a morir llamará;
que tu pueblo con ánima fiera
antes muerto que esclavo será.

*

De tus viejas y duras cadenas
tú forjaste con mano iracunda,
el arado que el suelo fecunda
y la espada que salva el honor.

Nuestros padres lucharon un día
encendidos en patrio ardimiento
y lograron sin choque sangriento
colocarte en un trono de amor.

CORO

Y lograron sin choque sangriento
colocarte en un trono de amor,
que de Patria, en enérgico acento,
dieron vida al ideal redentor.

*

Es tu enseña pedazo de cielo
en que prende una nube su albura,
y ¡ay de aquél que con siega locura,
sus colores pretenda manchar!

Pues tus hijos valientes y altivos,
que veneran la paz cual presea,
nunca esquivan la ruda pelea
si defienden su tierra y su hogar.

CORO

Nunca esquivan la ruda pelea
si defienden su tierra y su hogar,
que es tan sólo el honor su alma idea
y el altar de la Patria su altar.

*

Recostada en el Ande soberbio,
de dos mares al ruido sonoro,
bajo el ala de grana y de oro
te adormeces del bello quetzal.

Ave indiana que vive en tu escudo,
paladión que protege tu suelo;
¡ojalá que remonte su vuelo,
más que el cóndor y el águila real!

CORO

¡Ojala que remonte su vuelo,
más que el cóndor y el águila real,
y en sus alas levante hasta el cielo,
Guatemala, tu nombre inmortal!".



LA INAUGURACIÓN OFICIAL DEL HIMNO NACIONAL

La noche del domingo 14 de marzo de 1897 se hizo, en el Teatro Colón, el acto inicial del programa elaborado para festejar pomposamente la Exposición centroamericana. El punto básico y central de este acto consistió en el estreno del Himno Nacional. A las veintiuna horas, las voces de los futuros artistas, estudiantes de nuestro glorioso Conservatorio Nacional, rompieron el místico silencio de aquel ambiente cívico para dejar grabado en los muros de la patria y en el corazón de sus hijos, el Canto de la amada Guatemala, que desde ese momento pasó a ocupar el lugar supremo, símbolo de nuestra nacionalidad y un lugar distinguido entre los himnos del mundo.

Teatro Colón Guatemala, C.A.

Juan Rafael Sánchez Morales
Origen y Evolución de la Canción Patriótica
Editorial José de Pineda Ibarra
Ministerio de Educación Pública
1969

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada