viernes, 26 de julio de 2013

Historia del Himno Nacional de Guatemala, Parte 1

Himno Nacional de Guatemala

HISTORIA DEL HIMNO NACIONAL Parte 1

LOS PRIMEROS PASOS

"Cara es a uno su propia ciudad, sus
compañeros y sus afines, con todo lo
cual se es bien feliz. Sólo los hombres
necios pueden sentir amor por las cosas
 de afuera"

-PINDARO


Como exigencia cultural de una sociedad organizada, los integrantes del conglomerado guatemalteco sintieron la necesidad de poseer una Canción patriótica, en la cual, como supremo símbolo de la nacionalidad, se plasmaran todas las aspiraciones más excelsas del espíritu humano como son el deseo de gozar de un patrimonio social último y perenne, compuesto de elementos como la Libertad, la Justicia, el Trabajo, el Honor.

Por otra parte, ese anhelo de que existiera un canto de la Patria, estaba promovido por el ejemplo que otros Estados nos daban, en el sentido de que iban agregando a su organización social, este símbolo representativo de ideales.

Esta fuerza cívica colectiva hizo que surgieran varios cantos hechos por los más destacados literatos y compositores de nuestra Guatemala; entre estos intentos podemos citar, como sencillos ejemplos, el trabajo del músico y poeta José Escolástico Andrino  y un hermoso poema del inspirado cantor Fermín Aycinena.

Como respuesta a esta necesidad espiritual de lo colectividad, el Estado invitó a través de la Secretaría de Estado en el Despacho de Gobernación y Justicia, a la Sociedad El Porvenir para que promoviera entre sus miembros un concurso a efecto de obtener un poema que se convirtiera, mediante sanción oficial, en la Letra del Himno Nacional. La invitación fue la siguiente:

"República de Guatemala. 1879. Guatemala.
Diciembre 31.

Señor Secretario de la Sociedad El Porvenir. Deseando el Gobierno, solemnizar de una manera conveniente, en el mes de marzo próximo, el día en que se ponga en vigor la Constitución, me dirijo a Ud. para que, si fuera posible, se sirva promover un concurso entre los individuos de esa Sociedad, a fin de elegir el mejor Himno a la Patria, que se ponga y quede como un canto nacional.
   
Fuera de la honra que tendrá el autor de la composición preferida y de las distinciones que esa Sociedad tenga a bien acordar, el Gobierno reserva, a su vez premiarlo oportunamente.
    
En la confianza de que ese trabajo será presentado a la secretaría a fines de la primera quincena del próximo Enero, tengo el gusto de suscribirme de usted Atento S. S. Arturo Ubico".

Sobre esa base, y en aceptación del honor que se le hizo, la Sociedad el Porvenir emitió las siguientes bases para el concurso:

"1o.-La Sociedad literaria El Porvenir, por excitación del señor secretario de Gobernación, abre un concurso entre todos los literatos guatemaltecos, invitando en especial a sus propios miembros, para que escriban un Himno Nacional a la Patria.

2o.-Un jurado compuesto de 5 personas competentes, nombradas por la Sociedad en junta general, calificará las composiciones que se presenten.

3o.-Estas se enviaran anónimas y bajo cubierta cerrada a la secretaria de El Porvenir, antes del 15 del mes en curso, después de cuya fecha ninguna será admitida para el objeto.

4o.-El jurado calificara las composiciones antes del 20 del presente enero, e inmediatamente que se haya llenado su contenido, dará cuenta al Secretario de la Sociedad.

5o.-Hecha esta calificación y puesta en conocimiento del secretario, éste publicará un anuncio suelto dando a conocer el primer verso de cada una de las tres composiciones que el Jurado haya calificado dignas del premio, a fin de que los autores respectivos, si lo tuviesen a bien, se den a conocer, para lo cual deberán remitir al mismo secretario las composiciones completas como comprobante de ser ellos los verdaderos autores.

6o.-El día 22, la Sociedad comunicará públicamente el resultado del concurso al Gobierno, por el órgano respectivo.

7o.-Habrá tres premios para las poesías que el jurado califique de más notables. El primero consistirá en una medalla de oro adjudicada por la Sociedad El Porvenir, con su diploma respectivo, y además en la recompensa que ha ofrecido el Gobierno, la composición que lo obtuviere, será colocada en un cuadro en el salón de sesiones de la Junta Directiva. El segundo premio sera una medalla de plata con su diploma; y el tercero solamente un diploma de honor. Tanto éste como los anteriores serán firmados por el Presidente y Secretario de la Sociedad.

8o.-El periódico de ésta publicará las tres composiciones premiadas, dando un lugar preferente a la primera. En el mismo periódico o en folleto editado por la Sociedad, se imprimirán los demás himnos que a juicio del Jurado, merezcan los honores de la publicidad. Igualmente se publicará el informe detallado del Tribunal calificador sobre las composiciones que entren al concurso.

Sala de Sesiones de El Porvenir, Guatemala, 3 de enero de 1,880".

El día 16 de enero del mismo año de 1,880, se reunieron los miembros del jurado, integrado por josé Milla, Salvador Falla, José Antonio Salazar, Manuel Ramírez y Javer Valenzuela, quienes, después de examinar los 16 trabajos presentados al concurso, declararon que, entre los presentados, no había uno que mereciera la adjudicación de Himno Nacional; sin embargo, concedieron algunos premios a las poesías de Juan Fermín Aycinena, Miguel Angel Urrutia y Manuel Arzú Saborio, cuyos nombres respectivos eran: "Himno Nacional", "A la Patria" y "A Guatemala".

En tal forma terminó el primer intento de dotar a la patria de su Canción símbolo; transcurrieron algunos años, hasta 1,887, en que el gobernador del departamento de Guatemala Manuel Aguilar, dispuso convocar a un concurso para seleccionar la música adecuada a una poesía que venia, desde hacia algún tiempo, considerándose por el pueblo como Himno Nacional, poesía que fue hecha por don Ramón P. Molina, persona que desempeñaba, en esa época, el cargo de secretario de la Jefatura departamental.

Los maestros que, en tal oportunidad, integraron el jurado calificador, fueron: Leopoldo Cantilena, Lorenzo Morales y Axel C Holmes. Después de analizar las partituras, una por una, con la debida atención, cordaron unánimemente conceder el lugar de honor a la composición presentada por el maestro Rafael Alvarez, no solamente por ajustarse maravillosamente a la métrica del verso de Molina, sino porque tanto el ritmo como los efectos y la estructura en general de la música, tenian las características indispensables que requería nuestra Canción Patriótica. En esta forma, con la letra de don Ramón P. Molina y la música del maestro Rafael Alvarez, se entonó durante algunos años el Himno Nacional.

La letra del poema de Molina, es como sigue:

HIMNO POPULAR

CORO

Guatemala, en tu limpia bandera
libertad te formó un arrebol;
libertad es tu gloria hechicera
y de América libre es tu sol.

DÚO

Bella patria, tu nombre cantemos
con ardiente sublime ansiedad
hoy que luce en tu frente la aurora
de la hermosa, feliz libertad.

Democracia, civismo es tu lema,
la igualdad es tu ley, tu razón;
no más sombras no más retrocesos.
Viva patria, el derecho y la unión.

CORO

Guatemala, en tu limpia bandera
libertad te formó un arrebol;
libertad es tu gloria hechicera
y de América libre es tu sol.

DÚO

Bajo la égida libre y fecunda
de progreso, de paz, de igualdad
Guatemala que se unan tus hijos
en abrazos de eterna amistad.

La más pura y feliz democracia
que corone tu olímpica sien;
y al amor de tus hijas divinas,
sé de América libre el Edén.

CORO

Guatemala, en tu limpia bandera
libertad te formó un arrebol;
libertad es tu gloria hechicera
y de América libre es tu sol.

DÚO

Con tu aliento gentil de espartana
llegaras en el mundo a lucir,
porque marchas buscando el progreso
y en tu idea se ve el porvenir.

De los libres recibe el saludo
su entusiasta sincera ovación;
y recibe las preces del alma,
los efectos del fiel corazón.

CORO

Guatemala, en tu limpia bandera
libertad te formó un arrebol;
libertad es tu gloria hechicera
y de América libre es tu sol.

Juan Rafael Sánchez Morales
Origen y Evolución de la Canción Patriótica
Editorial José de Pineda Ibarra
Ministerio de Educación Pública
1,969

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada